TRIBUTO A TANYA ROBERTS

En el mundo del celuloide hay figuras que inscriben su nombre en el acervo de una época sin haber ascendido al olimpo de los distinguidos con galardones de relumbrón ni haber protagonizado las más valoradas producciones. Tal es el caso de la actriz a la que hoy quiero dedicar estas líneas, a quien los que ya no cumpliremos cuarenta recordamos como heroína, musa e icono sexual de nuestra juventud. No es otra que la neoyorquina Tanya Roberts, diva inolvidable del cine de serie B de los 80 y leyenda viviente de los aficionados al cine fantástico y de aventuras.

Su verdadero nombre es Victoria Leigh Blum, y vino al mundo un 15 de Octubre de 1955. Tras vivir su infancia en el Bronx, sus padres se divorciaron cuando ella era una adolescente y su madre se mud√≥ a Toronto llev√°ndola consigo. Poco despu√©s, con tan s√≥lo 15 a√Īos, Victoria contrae matrimonio y se dedica a viajar por Canad√° en autostop en compa√Ī√≠a de su marido. Sin embargo, su madre intervino consiguiendo la nulidad de dichas nupcias y trayendo a su hija de vuelta a casa. Pero nuestra protagonista ansiaba ver nuevos horizontes y pronto regresar√≠a a Nueva York, donde comenz√≥ a trabajar seriamente en labrarse un porvenir como modelo, consiguiendo aparecer en poco tiempo en la portada de varias publicaciones. Fue entonces cuando conoci√≥ a Barry Roberts, estudiante de psicolog√≠a con el que vivi√≥ un romance que pronto acab√≥ en su segundo matrimonio. Y podr√≠amos decir que ah√≠ empieza la historia de la Tanya Roberts que hoy conocemos: con el apoyo de su nuevo marido y ante el √©xito de su incipiente carrera profesional, la joven modelo decide elevar sus miras hacia el mundo de la gran pantalla.

A mediados de los 70 se matricula en el Actors Studio, bajo la tutela de prestigiosos directores como Lee Strasberg y Uta Hagen. Poco despu√©s cambia su residencia a Los √Āngeles en pos de mejores oportunidades. Pronto vendr√≠an algunos trabajos de poca relevancia (anuncios, peque√Īos papales en obras del off-Broadway, telefilms de bajo presupuesto y cap√≠tulos piloto de algunas series que nunca se producir√≠an), hasta que en 1975 debuta en un largometraje en el thriller ‚ÄúForced Entry‚ÄĚ. Luego vendr√≠an otros t√≠tulos como “Melod√≠a para un Asesinato” (Fingers) en 1978, o “Trampa Para Turistas” (Tourist Trap) en 1979. Sin embargo, no pasar√≠a demasiado tiempo antes de que el destino pusiera ante Tanya la oportunidad que disparar√≠a su fama: En un casting con otras 2.000 modelos resulta seleccionada para uno de los papeles protagonistas en la tercera temporada de “Los √Āngeles de Charlie”. Si bien la serie ya se encontraba en su declive y ser√≠a cancelada poco despu√©s del debut de Tanya, bast√≥ al menos para ascenderla al estrellato. En 1981 Tanya Roberts fue portada de la revista People, hecho que marcar√≠a el comienzo de la √©poca de √©xitos de la que disfrutar√≠a a mediados de los 80.

Tras el ocaso de Los √Āngeles de Charlie, la actriz interpret√≥ a la esclava Kiri en la producci√≥n de Espada y Brujer√≠a: “The Beastmaster” (El Se√Īor de las Bestias), en compa√Īia de Marc Singer y bajo la direcci√≥n de Don Coscarelli. El film pas√≥ discretamente por las pantallas, pero pronto se distingui√≥ como objeto de culto para los fan√°ticos del g√©nero, convirti√©ndose en una de las cintas m√°s difundidas por los canales de cable, as√≠ como en salas de reposici√≥n y video-clubs. Hoy es uno de los t√≠tulos emblem√°ticos del cine fant√°stico de los 80. (Por cierto, como parte de la campa√Īa promocional de la pel√≠cula, Tanya Roberts realiz√≥ un reportaje fotogr√°fico para la revista Playboy donde posa desnuda junto a alguno de los animales de la historia. Sin duda estas instant√°neas contribuyeron a aumentar considerablemente su popularidad).

Luego vendr√≠an algunos papeles en pel√≠culas fuera de Estados Unidos, as√≠ como una versi√≥n para la televisi√≥n de la historia detectivesca “Mike Hammer”, que acabar√≠a convirti√©ndose en una serie en la que Tanya declin√≥ participar para concentrarse en el que iba a ser su pr√≥ximo gran papel: la adaptaci√≥n del c√≥mic de los a√Īos 30 “Sheena, Reina de la Jungla”. Sin embargo Sheena result√≥ ser un sonado fracaso, tanto de p√ļblico como de cr√≠tica, acaparando casi todos los Golden Raspberries de 1984. A pesar de todo, la personalidad y el encanto de Tanya Roberts le permit√≠an obtener r√©ditos incluso de tropiezos como este, gracias a la sagaz administraci√≥n de su sex-appeal, que hac√≠a las delicias de sus seguidores. En la cinta la actriz nos regala un desnudo frontal que no tiene parang√≥n en aquella √©poca, lo que unido a un momento en el que en Estados Unidos casi ninguna pel√≠cula era calificada de inadecuada para los menores, condujo a la frecuente emisi√≥n de Sheena en horario de tardes, justo cuando los adolescentes sal√≠an del instituto, dispuestos a soportar 2 horas de mediocres aventuras aguardando al jubiloso momento en el que la actriz emerge de las aguas de un lago como Dios la trajo al mundo. La Reina de la Jungla es otra obra que no pasar√° a la historia del cine por su calidad, pero que acab√≥ de encumbrar a la actriz como diva del g√©nero fant√°stico y mito er√≥tico de una generaci√≥n. (Quiz√° por eso ha afirmado en varias entrevistas que se Sheena sigue siendo su trabajo favorito).

Sin embargo el definitivo descalabro de la carrera interpretativa de Tanya Roberts volver√≠a a surgir de la que parec√≠a ser otra gran oportunidad para la artista: su aparici√≥n como chica Bond en “Panorama Para Matar” (A View to a Kill) en 1985, √ļltima de las historias del agente secreto brit√°nico protagonizada por Roger Moore. La cr√≠tica puso el acento en un Roger Moore demasiado anciano para estar a la altura de Bond, y en la poco convincente actuaci√≥n de Tanya Roberts, que volver√≠a a valerle un Razzie y la apartar√≠a en lo sucesivo de papeles en producciones de primera l√≠nea.

Los pr√≥ximos a√Īos de la actriz pasar√≠an entre pel√≠culas de bajo presupuesto y de dudoso contenido er√≥tico con t√≠tulos tan sugerentes como “Night Eyes” (Ojos de Noche) o “Sins of Desire” (Pecados de Deseo). Tanya Roberts continuar√≠a siendo la estrella en declive de los telefilms y la TV por cable, y sus seguidores incondicionales cambiar√≠an del horario de tarde al de madrugada. Ya en los 90 el √©xito volver√≠a a sonreirle t√≠midamente, primero gracias a su trabajo en la serie “Hot Line” entre 1994 y 1996 y principalmente en forma de papel en la popular SitCom “That 70s Show” (Aquellos maravillosos 70) a partir de 1998. Por desgracia, tras tres temporadas de revivir los √©xitos de audiencia se ver√≠a obligada a abandonar su trabajo para cuidar de su marido, presa del c√°ncer, que acabar√≠a por fallecer en 2006.

Hoy Tanya Roberts vive lejos de las c√°maras, tras abandonar de puntillas el mundo del cine. Es una apasionada del golf, y comparte sus d√≠as de madurez con una nueva pareja, aunque no ha vuelto a casarse. Y prueba de que el mundo no la ha olvidado es que los lectores de la edici√≥n internacional de la revista Glam’mag la han proclamado, por segundo a√Īo consecutivo, la mujer m√°s sexy del mundo (lo que me hace pensar que no es precisamente una revista para teenagers).¬† Su √ļltima participaci√≥n en una pel√≠cula fue en el drama “Queens of the World”, en 2011, y no ser√° extra√Īo que la veamos de nuevo¬† frente a las c√°maras en alguna ocasi√≥n haciendo alg√ļn cameo, o quien sabe si explotando su faceta de atractiva MILF. Mientras tanto recordaremos a la sensual hero√≠na, la heredera del magnate del petr√≥leo o a la ind√≥mita cautiva que nos hicieron so√Īar con d√≠as de grandes aventuras.

En nuestra página de Facebook podéis encontrar una galería con las mejores instantáneas de Tanya Roberts en los distintos momentos de su carrera.

(Si te ha gustado este art√≠culo, quiz√° te interese el anterior t√≠tulo de esta serie: “Tributo a Caroline Munro“)

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: Download Free WordPress Themes | Thanks to wordpress themes free, Themes Gallery and Download Premium WordPress Themes

Modified by: @elistae