LOS 500 CUENTOS OLVIDADOS DURANTE MÁS DE 150 AÑOS

King Golden Hair, uno de los cuentos redescubiertos. Ilustradora: Barbara Stefan

Probablemente todos hayáis oído hablar de los hermanos Grimm, quienes en la primera mitad del S. XIX recopilaron y publicaron más de 200 cuentos de la tradición oral alemana que forman parte aún hoy de los cimientos de la literatura infantil occidental.
Lo que probablemente no sabréis es que de forma casi simultánea a la labor de los Grimm, el folclorista Franz Xaver von Schönwerth (1810-1886) investigó durante décadas la vida de la población del Alto Palatinado (en alemán: “Oberpfalz”, una de las siete regiones administrativas en que está dividido el estado alemán de Baviera) y registró sus observaciones en numerosos manuscritos, muchos aún sin publicar, donde abundaban los cuentos de hadas, juegos infantiles, coplas y canciones, costumbres, etc.
En 1885 Jacob Grimm afirmó sobre von Schönwerth: “En ningún lugar de Alemania hay nadie que lo esté recopilando (el folclore) con tal minuciosidad y detalle y con un oído tan sensible”, y llegó al extremo de decir al rey Maximiliano II de Baviera que la única persona capaz de reemplazarlos a él y a su hermano en su trabajo era von Schönwerth.

El folclorista recopiló su investigación en una obra titulada “Aus der Oberpfalz – Sitten und Sagen” (Desde el Alto Palatinado. Costumbres y leyendas) que se publicó en tres volúmenes en 1857, 1858 y 1859. (Podéis ver la edición digital de este libro gratuitamente en este link de Google Books) Sin embargo, su trabajo no tuvo apenas repercusión y pronto cayó en el olvido.
Así pasaron más de 150 años, hasta que la comisaria cultural del Alto Palatinado, Erika Eichenseer, decidió investigar la obra de von Schönwerth y encontró en un archivo de Regensburg los 500 cuentos de hadas recopilados por éste.



A diferencia de los hermanos Grimm, en el trabajo del historiador palatino prima su interés en preservar intacta la tradición oral popular, lo que evitó que maquillara las historias o las tamizase mediante su propio estilo literario. Sus cuentos tienen el encanto brutal de las narraciones originales, mucho más crudas y violentas, y en absoluto dirigidas hacia los niños, sino a los jóvenes, a quienes pretendían orientar en su paso a la edad adulta mostrándoles los peligros y desafíos que podían superar mediante la virtud, la prudencia y el coraje.
En 2011 Erika Eichenseer puso fin al largo ostracismo de la obra de Von Schönwerth publicando una selección de sus cuentos de hadas con el título en alemán de “Prinz Roßzwifl”, que es el nombre que recibe el escarabajo pelotero en el dialecto local. Este suele esconder sus huevos dentro de una bola de excrementos que moldea con las patas de atrás. La comisaria vio en este hábito del escarabajo un simbolismo para los cuentos de hadas, a los que valora como preciosos tesoros del patrimonio cultural y el conocimiento no de una nación en particular, sino de toda la humanidad.
Gracias al trabajo de la comisaria cultural del Alto Palatinado hoy podemos conocer mejor y disfrutar las historias que pasaban de padres a hijos en la europa central de hace dos siglos. Buen número de personajes y criaturas de leyenda volverán a encontrar así un hueco en nuestra memoria, salvándose de ser tragados por la niebla del olvido.
Podéis leer uno de estos cuentos (La Princesa de los Nabos) en este link del diario “The Guardian”. El relato está en inglés, pues por el momento no existe una traducción al español de la obra de Von Schönwert.



You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: Download Free WordPress Themes | Thanks to wordpress themes free, Themes Gallery and Download Premium WordPress Themes

Modified by: @elistae