Música para perturbados (I): “The New Worlds Fair” de Michael Moorcock & Deep Fix

Inaguramos esta sección con la infame intención de presentar una serie de discos que por distintas y enfermizas razones pueden ser de interés para nuestros queridos lectores.
No pretendemos hacer ningún tipo de crítica ni recomendar música de calidad, de hecho algunos de los discos aquí reseñados estarán muy cerca de ser auténticos bodrios musicalmente hablando. Tampoco pretendemos ofrecer la llamada “música para ambientar partidas”, porque para eso los roleros llevan años poniendo la banda sonora de Conan, Blade Runner, Gladiador y de unos cuantos videojuegos.
Con esta sección queremos daros a conocer unos pocos discos que de alguna manera están unidos a nuestra afición de jugadores de rol. Música que sin lugar a dudas y dejando de lado la calidad de la misma, seguro que contribuye a agrandar vuestro ya vasto mundo interior.

“The New Worlds Fair” de Michael Moorcock & Deep Fix

De todos es conocida la contribución del señor Moorcock a los juegos de rol, pero hoy quiero contaros que también musicalmente tuvo algo que decir en aquella década maravillosa de los 70.
Corría el año 1975 cuando al padre de Elric de Melniboné y de otras tantas encarnaciones del Campeón Eterno grabó este curioso disco: “The New Worlds Fair”.


Ya había colaborado anteriormente con otra banda: los Hawkwind, igual de colgados que él, devoradores de novelas de ciencia ficción y fantasía y entre cuyos miembros estaba el tío Lemmy antes de que lo echasen (injustamente) por un asunto de drogas y despechado formase Motorhead.
El disco es, a mí parecer, igual que su obra: una derroche de imaginación ejecutada de forma un tanto chapucera, pero que consigue crear cierto ambiente lisérgico de los años posteriores al Verano del Amor. La reedición a 24 bits del disco original cuenta con 18 temas, alguno de ellos como el King of Speed de los Hawkwind.
En aquel único disco, el Sr. Moorcock tocaba la guitarra, el banjo y la mandolina además de cantar. El sonido recuerda mucho a grupos de aquel entonces como la Velvet o los Grateful Dead, pero musicalmente no es gran cosa.
Ignoradlo, disfrutadlo o sufridlo pero no olvideis hacer vuestra ofrenda a Ariocho antes de escucharlo.



You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: Download Free WordPress Themes | Thanks to wordpress themes free, Themes Gallery and Download Premium WordPress Themes

Modified by: @elistae