19 A√Īos del ‘Crimen del Rol’

El pasado 30 de Abril se cumpli√≥ el 19 aniversario del tr√≠stemente famoso “Crimen del Rol”. Veamos, con la perspectiva del tiempo transcurrido, un resumen de los hechos y sus repercusiones:

La madrugada del 30 de Abril de 1994, Javier Rosado y F√©lix Mart√≠nez asesinan a Carlos Moreno, un empleado de limpieza de 52 a√Īos, asest√°ndole 19 cuchilladas en una parada de autob√ļs del barrio de Hortaleza (Madrid). El crimen obedec√≠a a las normas de un macabro juego de rol llamado “Razas”, inventado por el propio Rosado, estudiante de Ciencias Qu√≠micas de 21 a√Īos y cabecilla e inductor del crimen. La pareja de amigos deb√≠a localizar una v√≠ctima y acabar con ella antes de las cuatro y media de la madrugada. Sus planes iniciales eran asesinar a una mujer, pero tras varias elecciones infructuosas se decidieron por Carlos Moreno. Primeramente se acercaron a √©l y le pidieron todo su dinero, como excusa para sacar los cuchillos que llevaban y registrarle. Moreno se resisti√≥ con todas sus fuerzas, forcejeando con los dos j√≥venes e insult√°ndoles, pero √©stos le apu√Īalaron y lo empujaron hacia un parque cercano donde terminaron por acabar con su vida.

(Javier Rosado, cabecilla e inductor del crimen)

Tras el asesinato y antes de ser capturados, Rosado y Mart√≠nez se jactaban ante sus amigos de ser quienes hab√≠an matado al hombre de cuya muerte hab√≠a informado la televisi√≥n, as√≠ como de los errores sobre el caso que aparec√≠an en los medios. Manifestaron su intenci√≥n de cometer un segundo crimen, lo que asust√≥ a uno de sus amigos, quien se lo cont√≥ a sus padres, que a su vez informaron a la polic√≠a. Tras el escepticismo inicial y despu√©s de gestiones y vigilancias, la polic√≠a detuvo a los asesinos cuando √©stos se dispon√≠an a iniciar b√ļsqueda de una segunda presa. Tras la detenci√≥n, F√©lix Mart√≠nez, estudiante de COU de 17 a√Īos, acab√≥ por confesar.

Durante el registro posterior a la detenci√≥n la polic√≠a encontr√≥ en el dormitorio de Javier Rosado una biblioteca de m√°s de 3.000 vol√ļmenes de temas como manuales de ocultismo, obras del Marqu√©s de Sade y Adolf Hitler, revistas sobre temas paranormales, quince cuchillos y -lo que llam√≥ la atenci√≥n de la prensa y encendi√≥ la popularidad del suceso- abundantes manuales de rol. Tambi√©n se localiz√≥ un espeluznante diario que fue clave para reconstruir la escena del crimen.

Rosado acapar√≥ los titulares de los medios: era el mayor de edad y ten√≠a un perfil¬† de ‚Äúpsic√≥pata muy peligroso‚ÄĚ y ‚Äúcarente de remordimientos‚ÄĚ, seg√ļn los jueces de vigilancia penitencia. Se le demoniz√≥ como el cerebro del crimen que hab√≠a arrastrado tras de s√≠ a un menor influenciable.

El 18 de febrero de 1997 Javier Rosado fue sentenciado a 42 a√Īos y 2 meses, por asesinato, robo y conspiraci√≥n para el asesinato; su c√≥mplice, F√©lix Mart√≠nez, fue sentenciado a 12 a√Īos y 9 meses de reclusi√≥n menor por los mismos delitos. Los condenados tambi√©n fueron sentenciados a pagar una indemnizaci√≥n de 25 millones de pesetas a la familia de la v√≠ctima.

Cuatro a√Īos despu√©s, a la edad de 21, F√©lix Mart√≠nez qued√≥ libre, al rebajarle el tribunal sustancialmente la pena por tratarse de un menor de edad y haber sido inducido por Rosado. En 1999 se traslad√≥ a vivir a Berl√≠n. El 5 de enero de 2008 la Audiencia Provincial de Madrid concede a Rosado el tercer grado penitenciario y en el a√Īo 2010 alcanz√≥ la plena libertad con tan solo 36 a√Īos y 13 a√Īos de condena. Rumores no confirmados afirman que ambos autores del crimen viven juntos en la actualidad.

El suceso, desafortunadamente bautizado como ¬ęel crimen del rol¬Ľ, desencaden√≥ una tendencia period√≠stica que relacionaba a los juegos de rol con patolog√≠as criminales. Las asociaciones de jugadores de rol culparon entonces a los medios de comunicaci√≥n de haber desprestigiado sus actividades debido a su ignorancia -inconsciente o deliberada- sobre estos temas y al poco inter√©s por realizar una investigaci√≥n seria y objetiva de los mismos, a menudo prefiriendo exagerar los hechos y utilizar fuentes no contrastadas o simples rumores. Posteriormente otros sucesos, como asesinatos, profanaciones o vandalismo ritual, ser√≠an frecuentemente relacionados en los medios con los juegos de rol, por desconocimiento o por simple sensacionalismo.
A pesar de que los detenidos afirmaron haber jugado a rol tan solo de forma muy espor√°dica y manifestaron su desinter√©s e incluso su desprecio por este tipo de pasatiempos, se publicaron multitud de art√≠culos en contra de los juegos de rol. Uno de los m√°s extremistas fu√© el de Rafael Torres en el peri√≥dico “El Mundo”, titulado: “Una Necrosis Similar”, donde se afirmaba que estos juegos produc√≠an ¬ęnecrosis fulminantes en los tejidos de la cabeza y del coraz√≥n, aparte de desprecio por la realidad e ignorancia¬Ľ, a√Īadiendo adem√°s que promov√≠an la psicopat√≠a.
Frente a la avalancha de cr√≠ticas que se verti√≥ sobre los juegos de rol, otros investigadores -como el periodista Carlos Berbell y el criminalista Salvador Ortega- descartaban la responsabilidad de los juegos de rol en el crimen, defendiendo la hip√≥tesis de que Javier Rosado era un psic√≥pata fr√≠o y sin remordimientos que no hab√≠a sido influido por ning√ļn otro factor. Valga como ejemplo de esta otra corriente de opini√≥n el art√≠culo publicado por Arturo P√©rez-Reverte en “El Semanal” de Julio de 1994 titulado “Homo Ludens”.

Aprovechando la pol√©mica imperante acerca de todo lo relacionado con el Rol durante el juicio y en los a√Īos posteriores, se rodaron varias pel√≠culas donde se ilustraban los t√≥picos sensacionalistas, como Nadie Conoce a Nadie (1999) de Mateo Gil, El Coraz√≥n del Guerrero (2000) de Daniel Monz√≥n, o Jugar a Matar (2003) de Isidro Ortiz. Esta √ļltima se inspira directamente en el caso de Javier Rosado y F√©lix Mart√≠nez.

Durante los casi cinco a√Īos que transcurrieron desde el asesinato hasta la sentencia del Tribunal Supremo del 25 de Junio del 98 (STS 632/98) varios medios de comunicaci√≥n llevaron a cabo su cruzada particular contra los juegos de rol. La sentencia dispers√≥ cualquier atisbo de culpa sobre dichos juegos, imputando a Javier Rosado la responsabilidad de escenificar deliberadamente en la realidad un plan para dar muerte a una persona.

Hoy todos estos sucesos quedan lejanos en el tiempo. La opini√≥n p√ļblica ya casi los ha olvidado, y la caza de brujas sobre los juegos de rol hace a√Īos que perdi√≥ su inter√©s y su repercusi√≥n medi√°tica. Los lectores m√°s j√≥venes, as√≠ como los roleros que nos segu√≠s desde fuera de Espa√Īa, probablemente ni siquiera conocer√≠ais los hechos hasta este momento. Sin embargo creo que podemos aprender mucho de esta triste experiencia. La mente es un pozo sin fondo donde caben las creaciones m√°s maravillosas as√≠ como las m√°s escalofriantes atrocidades. Los juegos de rol tienen un poderoso efecto estimulante sobre nuestra imaginaci√≥n, y por lo tanto pueden hacer aflorar lo mejor y lo peor de nosotros mismos, pero nada que no estuviera ya en nuestro interior. Cualquiera que ha jugado a rol se ha asomado al abismo de sue√Īos, ideas y sentimientos que bullen en cada historia, y de alg√ļn modo ha percibido como ese abismo le mira a √©l, atray√©ndole hacia su interior. Quiz√° no debamos preguntarnos qu√© hay en los juegos de rol que empuje a unos pocos a confundir realidad y ficci√≥n, sino por qu√© somos tantos los que vivimos en una realidad que intercambiar√≠amos por la de una de nuestras aventuras. Qu√© hemos hecho mal como sociedad y como individuos para acabar sumidos en un mundo que fracasa a la hora de estimular e involucrar a tantos en las peque√Īas batallas que hay que librar cada dia. Tampoco debe caer en saco roto la ense√Īanza de que no siempre que el dedo acusador de las mayor√≠as se√Īale a un culpable debemos dejarnos llevar por la corriente, y la triste certeza de que muchos de los juicios que se libran de forma paralela en los medios de comunicaci√≥n no obedecen a otros intereses que los de las audiencias, y de que es mucho mas sencillo criticar sin conocer que conocer para criticar. La historia est√° llena de lamentables ejemplos de c√≥mo se persiguen y se castigan las ideas de aquellos a los que no entendemos. La ignorancia es osada, violenta y cruel.

You can leave a response, or trackback from your own site.

4 Responses to “19 A√Īos del ‘Crimen del Rol’”

  1. elistae dice:

    tristes hechos que marcaron a los roleros de Espa√Īa durante un largo periodo

  2. Un gran articulo y unos hechos tristes, la verdad es que aun recuerdo las primeras semanas tras el asesinato y el trato que se le dio, especialmente en TV.

  3. Acá en Monterrey, México pasó algo parecido, querian forzosamente culpar a los juegos de rol:
    http://escritoconsangre1.blogspot.mx/2010/03/julio-castrillon-escobar-asesino-de-san.html

    http://alexanderstrauffon.blogspot.mx/2008/08/top-ten-de-asesinatos-en-nuevo-len.html

    Uno debe mantenerse tranquilo y no responder cuando se le ataquen. Pasa en todo mundo… tal vez fue una moda, no?

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: Download Free WordPress Themes | Thanks to wordpress themes free, Themes Gallery and Download Premium WordPress Themes

Modified by: @elistae