El Hobbit: Un viaje inesperado. Crítica

Esta película deja un regusto raro “El Hobbit: Un viaje inesperado” genera un problema grande al escribir su crítica. Para los muy fans de Tolkien, les parecerá bastante bien, aunque con escenas extrañas, para los no lectores puede aburrirles en algún momento.

El Hobbit es un libro sencillo, con letra gorda y con más escenas simpáticas que épicas. La película parece que sigue el mismo ritmo, aunque pone bastante enfásis en las batallitas y peleas, para mi gusto tiene un punto videojuego demasiado importante, algo que está muy de moda ahora desgraciadamente.

 

Dibujo de Gandalf andando por la Comarca

El Hobbit un viaje inesperado crítica

La escenografía es muy parecida a la de El Señor de los Anillos. Se nota la misma mano en la dirección y efectos parecidos, aunque han evolucionado:

- Los orcos y trasgos tienen ¡pelo! Un detalle currado el de sus barbas, etc.
- Las escenas están claramente preparadas para el 3D, mucha cosa que vuela y mucho trasto que va contra la pantalla.
- En general todas las ambientaciones creadas digitalmente están más recargadas. Les han debido comprar ordenadores nuevos, más potentes, con la pasta que sacaron de la película del El Señor de los Anillos.

Hay cosas que son destacables en la película de El hobbit: un viaje inesperado y una de ellas es la música y las canciones, esas que nos leíamos en el libro y no te imaginabas como podían sonar cantadas, pues bueno, aquí sale alguna ¡y está muy bien!. También la imaginería, disfraces, espadas, armas y todo eso. Muy satisfactorio.

En el otro lado nos encontramos cosas un poco raras: cambios en el libro (el guión mezcla cosas de El Hobbit y de El Señor de los Anillos), apariciones inesperadas (Saruman, Galadriel, etc…) y el trineo tirado por conejos.
Mira, cuando vi eso no pude evitar pensar en Legolas haciendo surf con su escudo encima de un olifante. Una chorrada como una casa para un público más bien poco cultivado -y me refiero a sus cerebros y gustos. Son esos detalles los que hacen que a ratos digas ¿y para esto tanta película?, pero claro, uno es incondicional de Tolkien y se lo traga todo. Pero vaya, esperemos que la cosa no vaya a más.

Los personajes están poco currados y cuesta diferenciarlos -y mira que la película dura lo suficiente como para aprenderse los nombres de todos- y el ritmo no es muy bueno. Como comentaba antes se incide mucho en la acción y poco en la profunidad del personaje.

Lo dicho, recomendable, un buen rato para toda la familia y con efectos muy chulos, en el otro lado recordar que Tolkien sólo había uno y escribía libros.

Desgraciadamente se observa que hasta Tolkien tiene que pasar por el proceso comercial de Hollywood, francamente me da miedo pensar qué pondrán en las siguientes películas para rellenarlas.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: Download Free WordPress Themes | Thanks to wordpress themes free, Themes Gallery and Download Premium WordPress Themes

Modified by: @elistae